Acidez gástrica

Acidez gástrica

Es una sensación de ardor justo debajo o detrás del esternón y que generalmente proviene del esófago. El dolor suele originarse en el pecho y puede irradiarse hacia el cuello o la garganta.

Causas:

Casi todos experimentamos la acidez gástrica algunas veces. Si usted tiene acidez gástrica de manera frecuente y continua, puede estar sufriendo de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Normalmente, cuando el alimento sólido o líquido entra al estómago, una banda de músculos que se encuentra al final del esófago, denominada esfínter esofágico inferior o LES, cierra dicha parte. Si esta banda no logra cerrarse bien, los contenidos del estómago pueden devolverse (reflujo) hacia el esófago. Este material parcialmente digerido puede irritar el esófago, causando acidez y otros síntomas. La acidez gástrica es más probable que ocurra si usted tiene una hernia hiatal, que se da cuando la parte superior del estómago protruye hacia arriba dentro de la cavidad torácica. Esto debilita el esfínter esofágico inferior y facilita el reflujo de ácido desde el estómago hacia el esófago. El embarazo y muchos medicamentos pueden causar acidez gástrica o empeorarla. Los fármacos que pueden causar acidez gástrica abarcan:

  • Anticolinérgicos (por ejemplo, para el mareo).
  • Bloqueadores Beta para la presión alta o para la cardiopatía.
  • Bloqueadores de los canales de calcio para la hipertensión arterial.
  • Fármacos similares a la dopamina para el mal de Parkinson.
  • Progestágeno utilizado para el sangrado menstrual anormal o como anticonceptivo.
  • Sedantes para la ansiedad o si usted no puede dormir (insomnio).
  • Teofilina (para el asma y otras enfermedades pulmonares).
  • Antidepresores tricíclicos.

Si usted piensa que alguno de los medicamentos puede estar causando acidez, hable con el médico. NUNCA cambie ni suspenda medicamentos que tome con regularidad sin hablar con el médico.

Cuidados en el hogar:

Trate la acidez gástrica, en especial si siente síntomas con frecuencia. Con el tiempo, el reflujo puede dañar el recubrimiento del esófago y ocasionar problemas serios. La buena noticia es que el hecho de hacer cambios en sus hábitos puede ayudar a prevenir la acidez gástrica y otros síntomas de la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). Los siguientes consejos le ayudarán a evitar la acidez gástrica y otros síntomas de enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). Si estas medidas no funcionan, hable con el médico. Primero, evite los alimentos y bebidas que puedan desencadenar el reflujo, tales como:

  • Alcohol
  • Cafeína
  • Bebidas carbonatadas
  • Chocolate
  • Jugos y frutas cítricas
  • Menta y yerbabuena
  • Alimentos condimentados o grasos; productos lácteos ricos en grasa
  • Tomates y salsas de tomate

Luego, ensaye cambiando los hábitos alimentarios.

  • Evite agacharse o hacer ejercicio inmediatamente después de comer.
  • Evite comer o recostarse entre 3 a 4 horas antes de irse a dormir. Acostarse lleno hace que los contenidos del estómago ejerzan más presión sobre el esfínter esofágico inferior (LES).
  • Ingiera comidas pequeñas.

Cuándo contactar a un profesional médico:

Consiga atención medica urgente si:

  • Vomita material que tiene sangre o luce como el residuo de café.
  • Presenta heces de color negro (como el alquitrán) o marrón.
  • Tiene una sensación de ardor y un dolor constrictivo u opresivo en su pecho. Algunas veces, las personas que piensan que tienen acidez gástrica están experimentando un ataque cardíaco.

Llame al médico si:

  • Usted tiene acidez gástrica con frecuencia o ésta no desaparece después con unas cuantas semanas de cuidados personales.
  • Usted baja de peso sin querer hacerlo.
  • Tiene dificultad para tragar (los alimentos se sienten atrancados a medida que bajan).
  • Experimenta una tos o sibilancias (“pitidos” en el pecho) que no desaparecen.
  • Sus síntomas empeoran con antiácidos o con bloqueadores H2.
  • Usted cree que alguno de los medicamentos le puede estar ocasionando acidez. NO cambie ni suspenda un medicamento por su cuenta sin consultarlo primero con el médico.
Pocket